7 lesiones deportivas que se pueden tratar con terapias que promueven la regeneración celular

10/9/2018

Cualquier actividad deportiva, ya sea a nivel amateur o profesional, puede provocar la aparición de lesiones. Éstas aparecen como resultado de los movimientos repetitivos propios de cada disciplina, al generar una sobrecarga mecánica a nivel óseo y muscular, limitando de forma muy grave la realización de la actividad deseada.

Muchos de los tratamientos convencionales para tratar las lesiones, no llegan a resolver de forma adecuada este problema. Ya sea por una perspectiva poco clara del tiempo de recuperación, posibles secuelas o intervenciones demasiado agresivas, los tratamientos más comunes tienen muchas carencias.

Pero el nuevo abordaje basado en el uso de terapias que favorecen la regeneración celular ha traído nuevos horizontes en la medicina deportiva. Estas terapias se basan en el uso de células o factores de crecimiento que estimulan la capacidad regenerativa del propio organismo, para reparar los tejidos dañados. Este tipo de terapias son muy prometedoras y destacan, frente a las demás alternativas, por su potencial capacidad para reconstruir el tejido lesionado sin dejar rastro de cicatrices con lo que disminuiría notablemente el tiempo de recuperación del paciente e, impediría nuevas recaídas; algo clave para la carrera de cualquier deportista profesional.

A continuación, te presentamos algunas de las lesiones más comunes en los deportistas que se pueden tratar con terapias de regeneración celular.

Fascitis plantar

La fascia plantar es una banda de tejido elástico que va desde el calcáneo hasta la zona metatarsal (zona de apoyo de la base de los dedos). La fascia plantar es esencial para mantener el arco plantar; su inflamación provoca un dolor tan importante en la cara interna y planta del pie, que puede llegar a impedir la actividad física.

Entre sus causas destacar la alteración anatómica del pie, la práctica de deporte sobre superficies duras y la utilización de calzado inadecuado.

Epicondilitis

La epicondilitis o codo del tenista es una lesión que se  caracteriza por dolor en la cara externa del codo. Está provocada por movimientos repetitivos de extensión y pronosupinación del brazo lo que ocasiona microrroturas fibrilares de los tendones de los músculos que se originan en la región del epicóndilo. Actividades deportivas como el tenis, trabajo en la construcción, manejo del ratón del ordenador durante muchas horas son ejemplos de causas de epicondilitis.

Epitrocleitis

La epicondilitis medial, epitrocleitis o “codo de golfista”, se trata de una patología que cursa con dolor en la cara interna del codo, debido a una sobrecarga de la musculatura flexora y pronadora, con afectación de la inserción tendinosa en la epitróclea del codo. Esta lesión, se debe a movimientos repetitivos de los músculos que facilitan el giro de muñeca y la función de agarre de los dedos de la mano.

A pesar de su denominación, también se puede producir en otros deportes como el tenis, béisbol, lanzamiento de peso, jabalina o la halterofilia. Además, está asociada con algunas profesiones en los que se dobla y estira el codo de forma repetitiva como la de carpintero, pintor, albañil, entre otras.

Tendinitis del infraespinoso

La tendinitis supone la degeneración -inflamación de los tendones, que son los tejidos encargados de transmitir la fuerza generada por los músculos a los huesos. Este tipo de tendinitis, se localiza en el hombro, al afectar al músculo infraespinoso, encargado del movimiento de rotación externa de esta articulación. La lesión puede aparecer por un traumatismo o el esfuerzo excesivo, y su aparición viene acompañada de dolor que aumenta al realizar actividades como secarse el pelo, abrocharse el sujetador, abrocharse el cinturón de seguridad, ponerse una camisa.

Tendinitis rotuliana

La tendinitis rotuliana o rodilla del saltador es una lesión del tendón que conecta la rótula con la tibia. El tendón rotuliano forma parte de la musculatura encargada de extender la rodilla y se lesiona, preferentemente, en los deportistas que practican disciplinas que exigen saltar con frecuencia, como baloncesto o el vóleibol.

Tendinitis Aquílea

Se trata de una lesión que daña el tendón de Aquiles, como resultado de un sobreesfuerzo repetido en dicha zona. El tendón de Aquiles une los músculos gemelos de la pantorrilla al calcáneo. Esta alteración, aparece a menudo en corredores, deportistas y caminadores de largas distancias. El síntoma más frecuente es dolor a la deambulación o durante el entrenamiento habitual.

Síndrome del trocánter mayor doloroso

El síndrome del trocánter mayor doloroso, comúnmente denominado trocanteritis, recoge todas aquellas patologías que provocan dolor crónico en la zona trocantérica, es decir, en la cara lateral de la cadera. Las causas pueden ser por patologías del glúteo medio y menor, por bursitis trocantérica  y por la cadera en resorte.

Los tratamientos de regeneración celular pueden ser adecuados para todas las lesiones mencionadas, al favorecer la reparación del tejido óseo, articular y muscular. Son terapias que reducen la inflamación de la zona afectada con mayor rapidez que otras opciones, ya que favorecen la expresión de factores antiinflamatorios y potencian la capacidad del cuerpo para regenerarse, lo que permitiría retomar la actividad física mucho antes y con un mejor pronóstico.

Redacción M2RLab

Contacta con Nosotros

Oficinas Madrid

c/ Lagasca 66, 28001 Madrid, España

Oficinas Barcelona

c/ Roselló 161, Planta 7, 08036 Barcelona, España